Messer se hizo cirugía estética en PJC, según inteligencia paraguaya
Fecha: 05-08-2019 15:37:39 | Visitas: 401
La inteligencia paraguaya fue clave para la detención del empresario prófugo Darío Messer, ya que dio pistas al Brasil sobre su relación sentimental que permitió dar con su paradero y otros datos llamativos, como su cirugía estética realizada en Pedro Juan Caballero para cambiar de imagen.

El programa Fantástico de O Globo del Brasil dio a conocer documentos exclusivos que la Inteligencia paraguaya dio a la brasileña con relación al caso de Darío Messer.

Sin dudas la pista clave para llegar al cambista implicado en el megalavado conocido como Lava Jato, fue Myra Athayde, la novia de 27 años de Messer, quien realizó al menos ocho viajes a nuestro país en agosto del año pasado.

El seguimiento a la joven de profesión abogada se realizó durante varios meses, investigaron sus comunicaciones telefónicas y sus contactos en redes sociales. En uno de los viajes, la mujer voló a la ciudad de Dourados, en Mato Grosso do Sul, y desde allí condujo para tratar de burlar a la policía.

Así también el documento de Inteligencia mencionó que Messer utilizaba la identidad de “Diego Medina”, estuvo oculto en Salto del Guairá y llegó a someterse a una cirugía estética en Pedro Juan Caballero.

El día del arresto, además de la identificación falsa, se encontraron $ 52,000 en efectivo, joyas y documentos que probaron la existencia de cuentas en el extranjero.

Más delgado, con barba y cabello rojo teñido, Dario Messer negó haber tenido una operación plástica en una clínica ubicada en la frontera con Brasil.

Tras la detención, el diario O Globo encontró al hombre cuyos documentos utilizó Messer para hacerse pasar por otra persona, luego de transformarse la cara con cirugía, barba y cambio de color de cabello.

Se cree que el hombre, de 60 años y jubilado, habría perdido sus documentos, lo que pudo haber facilitado que el doleiro usara los papeles para asumir su identidad. Sin embargo, el sujeto dijo que nunca había extraviado su registros.

“Mi esposa hasta me bromeó diciendo si quien iba a quedarse con los dólares”, comentó. Si bien el número y el nombre del documento coinciden con los del hombre, el mismo aclaró que ni la firma de Messer y menos la foto le parecían.

Fuente: www.hoy.com.py



Buscador
Lo Ultimo