Más perdidos que el perro que cayó de la mudanza
Fecha: 11-07-2019 12:26:53 | Visitas: 2209
Un dicho muy brasileño para referirse a una o más personas que no tienen idea de lo que está ocurriendo a su alrededor, es el que se ajusta a los “investigadores” del nuevo hecho de homicidio ocurrido ayer miércoles 10 en horas de la mañana, en el que perdió la vida un profesor Ingeniero Agrónomo.

Al igual que más de 1.000 casos ya ocurridos en esta ciudad, los “investigadores” no tienen la más remota idea de cuál pudo haber sido la causa de crimen y mucho menos quién o quiénes fueron los responsables, entonces se dejan llevar por chismes callejeros y comentarios, que de paso mancillan la memoria del nombre de una persona, que según dicen muchos que lo conocieron, era de una conducta intachable.

Más perdidos como el perro que cayó de la mudanza, como siempre, desde tiempos muy remotos, los “investigadores” utilizan para justificarse, o mejor dicho, justificar lo injustificable, las tristemente célebres tres probables causas, “ajuste de cuentas”, “crimen pasional” y “quema de archivo”, y cierran el informe, el gran informe, con la frase “prosiguen las averiguaciones” per secula seculorum, como díría el  finado Gral. Lino Cesar Oviedo, que en lenguaje popular significa “koa ja opá reima”, a menos que inventen como hicieron hace poco con un adolescente y su mamá, un “chivo expiatorio”.



Buscador
Lo Ultimo
22
26-08-2019 13:13:58