Rosca corrupta estaría detrás del ingreso de carne de contrabando desde Brasil
Fecha: 09-05-2018 11:50:57 | Visitas: 695
El Ministerio Público y el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) investigan el ingreso por Pedro Juan Caballero de seis camiones llenos de carne desde Brasil rumbo al ya suspendido frigorífico. Concepción de la ciudad del mismo nombre. La grave situación formaría parte de un esquema de corrupción en el que estarían supuestamente involucradas varias instituciones oficiales de nuestro medio comenzando por la Aduana y a la propia Gobernación y la Policía Nacional. Se habla de que cinco a seis camiones por día estarían ingresando sin control sanitario alguno, poniendo en serio riesgo la salud pública.

Entre el jueves y el viernes de la semana pasada, seis camiones refrigerados ingresaron a Paraguay desde Brasil con carne bovina faenada, rumbo al frigorífico Concepción.

Los vehículos, según datos de la Fiscalía, fueron supuestamente despachados en Pedro Juan Caballero, pero retenidos al ingresar al centro de Concepción ya que se habría detectado que la documentación era falsa. 

Aún quedan por definirse detales  del proceso de ingreso. Lo que sí está confirmado es que las cargas no contaban con los documentos respaldatorios del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), versión ésta confirmada por el propio presidente de la institución Hugo Idoyaga, quien como primera medida dispuso la instrucción de un sumario administrativo para saber qué fue lo que pasó, por qué no se verificó esa carga en la oficina regional de Pedro Juan Caballero y cómo dejaron que ingrese si no contaba con las obligatorias autorizaciones sanitarias.

Los documentos del servicio sanitario oficial son relevantes, debido a que esos papeles garantizan la inocuidad y la seguridad de los alimentos, además del estado de la carne destinada en parte a la exportación y al concumo de la población a nivel nacional.

Senacsa instruyó un sumario administrativo a la empresa (Frigorífico Concepción) verificando documentos y la carga, pero por el momento lo que está completamente confirmado es que las cargas no tenían la autorización del la oficina regional del Senacsa en nuestra zona.

Idoyaga pidió al equipo interventor la máxima celeridad posible para resolver el sumario y proceder a la destrucción de las mercaderías si fuere necesario. El plazo que les dio fue de 48 horas que vence en la fecha.

La importación de carne bovina es habitual en Paraguay. Sin embargo, por resolución del Senacsa, la carne importada no puede ingresar a los frigoríficos que están autorizados para la exportación.

Con esto se evita que la carne importada se haga pasar por carne nacional y se vuelva a exportar, lo que arriesga el sello de calidad del producto paraguayo y no garantiza su origen, explicó. Si esto llega a ocurrir, Paraguay arriesga el acceso a los mercados internacionales.



Buscador
Lo Ultimo