Otra vez más el fantasma de los Free Shop o tiendas Francas
Fecha: 23-03-2018 14:07:16 | Visitas: 606
Ahora que el gobierno brasileño anunció la liberación para la instalación de los Free Shop, Duty Free o Tiendas Francas en las ciudades fronterizas con el Brasil, llamadas “ciudades gemelas”, comenzó de nuevo la preocupación de los comerciantes fronterizos paraguayos, vaticinando algunos más pesimistas el final del comercio fronterizo.

Nada que ver, por la reglamentación misma y por las exigencias para su instalación y las limitaciones de productos que se podrán comercializar en este tipo de comercios, difícilmente los comerciantes arriesguen tanto capital para montar toda una infraestructura y vender en forma limitada un monto limitado una vez cada 30 días a una persona, cuando de este lado de a frontera el turista no tiene límites de compra, como viene sucediendo desde hace más de 100 años.

La reglamentación en algunos de sus párrafos dice claramente:

Se podrán comercializar exclusivamente mercaderías inscriptas en el régimen aduanero especial de las tiendas francas.

Los productos importados deberán poseer declaración en el sistema integrado de comercio exterior. Los artículos de producción brasileña necesitarán nota fiscal electrónica.

El sistema de compra es similar al que rige para los que compran en Ciudad del Este. La cota será de USD 300 y podrán comprar por esa suma cada 30 días.

Dejando de lado los dos párrafos anteriores, este último señala claramente, que una persona, así existan 1, 2 3 o más Tiendas Francas, podrá realizar una compra de 300 dólares cada 30 días, ya sea en una sola o un poco en cada una de las existentes hasta completar la cuota, no pudiendo comprar más porque su nombre queda registrado en la Receita Federal.

Entonces, ¿cuál es la ventaja para las Tiendas Francas si enfrente tienen más de mil comercios con ventas y productos ilimitados?. Además de eso,  difícilmente, por más reducidos que sean los impuestos para estas Tiendas, nunca van a superar el precio a los comercios que funcionan de este lado de la frontera.

Una tienda Franca para el comerciante brasileño sería más rentable si vende libre de impuestos los productos nacionales, teniendo como clientes a los vecinos paraguayos, bolivianos y uruguayos, y una cosa más, sin cuota o cota de compra, es decir, de forma ilimitada.  

 

 

 



Buscador
Lo Ultimo